Domingo, 27 de Mayo
La lluvia apaga el incendio en una de las montañas que rodean Aguadulce

INCENDIO

La lluvia apaga el incendio en una de las montañas que rodean Aguadulce

La lluvia apaga el incendio en una de las montañas que rodean Aguadulce

La lluvia ha logrado apagar, junto con el esfuerzo en el día anterior de más de 70 bomberos forestales, el incendio en una de las montañas que rodean Roquetas y que fue originado por un rayo. En total se estima que se han quemado 150 hectáreas.

La dirección del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales, el Plan Infoca, ha dado por extinguido el incendio que se desató en la madrugada del martes en el barranco Carcáuz de Felix, en  una de las montañas que rodean Roquetas de Mar, y ha reducido las estimaciones iniciales de superficie quemada hasta las 150 hectáreas de terreno, según las estimaciones.

Según ha indicado el dispositivo a través de un apunte emitido en Twitter, el incendio se ha dado por extinguido a las 13,15 horas, de forma que se han retirado los medios tras haber comprobado las consecuencias del fuego, que ha afectado principalmente a matorral y, en menor medida, a pinar repoblado.

El fuego había sido controlado en las últimas horas ante el trabajo de los miembros del Plan Infoca y a las últimas lluvias caídas en la zona, según ha explicado el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Raúl Enríquez, quien ha detallado que los medios aéreos no han operado en esta jornada mientras que los retenes se han retirado progresivamente.

GASTOS COLOR

Enríquez ha valorado "el buen trabajo y profesionalidad" del Infoca para acabar con el incendio, que ha alcanzado la Sierra de Gádor. Así, ha apuntado que la brigada de investigación tendrá que precisar mediante la medición con drones la superficie total afectada en función de las imágenes, al tiempo que ha recordado que la zona calcinada es de difícil acceso. En un primer momento, se estimó en 200 las hectáreas carbonizadas.

La dirección del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales dio por controlado el fuego a las 7,15 horas de este miércoles. Un total de 70 bomberos forestales han trabajado en la zona durante toda la noche con dos autobombas y una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones junto a tres agentes de medio ambiente, dos técnicos de operaciones, dos técnicos de extinción y una unidad médica.

CLAUSULA SUELO COLOR

El fuego, en cuya extinción también participaron este martes medios aéreos que se retiraron al caer la noche, ha estado dificultado por rachas de viento que han alcanzado hasta los 50 kilómetros por hora.

Si bien aún habrá que investigar las causas, las primeras hipótesis apuntan a que su origen estaría en las tormentas eléctricas que han afectado a buena parte de la provincia.

La lluvia apaga el incendio en una de las montañas que rodean Aguadulce