Detrás de los nombramientos de los jueces del CGPJ y del Tribunal Supremo está el Congreso y el Senado, es decir, los políticos.
Detrás de los nombramientos de los jueces del CGPJ y del Tribunal Supremo está el Congreso y el Senado, es decir, los políticos.

SOCIEDAD

Los jueces del Tribunal Supremo, nombrados indirectamente por los políticos

Los jueces del Tribunal Supremo, nombrados indirectamente por los políticos

Tras la sorprendente decisión del Tribunal Supremo de paralizar su cambio de criterio respecto a los impuestos de las hipotecas, muchos ciudadanos se preguntan quien nombra a estos jueces. 

¿Quién nombra a los magistrados que componen el Tribunal Supremo? 

Los jueces son nombrados por el Consejo del Poder Judicial, lo cual, naturalmente, nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Quién nombra a los miembros del Consejo General del Poder Judicial?

En primer lugar, aclaremos que el Pleno del Consejo se compone del presidente y 20 vocales. ¿Pero quién nombra a los miembros del Consejo?

Por una lado, 12 son jueces y magistrados, de los que el Congreso de los Diputados propone seis y el Senado otros seis, en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros.

Y por otro, otros 8 son abogados u otros juristas, de los que el Congreso elige a 4 y el Senado a otros 4.

Es decir, que en último término la composición de los tribunales son un reflejo de la composición política del Congreso y el Senado. Una misma mayoría parlamentaria controla el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

Asimismo, es habitual que muchos diputados de distintos partidos acaben formando parte del Consejo General del Poder Judicial, quien a su vez nombra los jueces del Supremo. 

La mayoría de tres quintos

Aparentemente, la exigencia de una mayoría de 3/5 para los nombramientos mitigaría la réplica pura y dura de las mayorías políticas parlamentarias. Sin embargo, a lo que hemos asistido en los últimos tiempos es a un mercadeo político que primero produce una situación de bloqueo la cual acaba degenerando en un reparto puro y duro de cuotas. Si tú votas a estos 3 míos, yo voto estos 4 tuyos: así es como se aplica en la práctica la mayoría de 3/5.

La situación es tan grave que, tras la renovación del último Consejo General del Poder Judicial, ni uno sólo de sus miembros es independiente. Los 20 pertenecen a algún tipo de asociación de jueces de clara adscripción ideológica.

El hecho resulta especialmente escandaloso cuando la mitad de los jueces españoles no pertenece a ninguna asociación.

Una justicia independiente.

Todo lo cual lleva a la búsqueda de la solución, que quizás pueda venir de la mano de un cambio en el sistema de elección de jueces y magistrados que garantice su imparcialidad e independencia.

En este sentido, existen diversos sistemas para conseguir este objetivo. Por poner un ejemplo, el de que los miembros del Tribunal Constitucional, el Supremo o el Consejo General del Poder Judicial sean elegidos exclusivamente por los propios jueces.

Todo ello partiendo de la base de un cuerpo de jueces al que se acceda exclusivamente por oposición. En cualquier caso, sea cual sea la mejor fórmula, el debate sobre cómo mejorar la independencia del poder judicial es tan apasionante como necesario.

Eso si, siempre que no queramos saber cuál va ser el fallo de una sentencia a través de un video previo del gobierno de turno…

Los jueces del Tribunal Supremo, nombrados indirectamente por los políticos