Fracasa el decreto de las cláusulas suelo: los afectados irán a los tribunales

SOCIEDAD

Fracasa el decreto de las cláusulas suelo: los afectados irán a los tribunales

Fracasa el decreto de las cláusulas suelo: los afectados irán a los tribunales

La firma almeriense y roquetera especializada en derecho bancario Samuel Najas Abogados (950 314822) alerta del gran número de respuestas negativas y de ofertas de devolución a la baja por parte de los bancos. “Lo único que garantiza la devolución de las cantidades correctas son los tribunales”

El Real Decreto de Medida Urgentes de protección a los consumidores en materia de cláusulas suelo fue creado para evitar la avalancha de demandas por cláusulas suelo en los juzgados. Sin embargo, tras estos primeros meses de funcionamiento se estima que la mayoría de los afectados deberán acudir a los tribunales si quieren recuperar su dinero. El decreto ha sido un verdadero desastre y fracaso. Y la culpa lo han tenido, de nuevo, los bancos.

Y es que el problema de las cláusulas suelo no se ha solucionado debido a la falta de respuesta de la mayoría de los bancos o porque las entidades financieras no han ofrecido a los consumidores ofertas con las cantidades correctas que deben de reintegrarles. Es decir, las propuestas de los bancos no reflejan por regla general lo que realmente les cobraron en exceso a sus clientes en aplicación de esta cláusula abusiva.

Cálculos erróneos a la baja El despacho almeriense y roquetero Samuel Najas Abogados (950-3148322), especializado en materia financiera y bancaria aclara que “en nuestra experiencia particular tan solo hemos podido constatar en nuestro despacho ni media docena de devoluciones calculadas correctamente, mientras que lo más habitual han sido decenas y decenas de respuestas negativas, ausencias de la misma –que equivalen a un no procede la devolución- y ofertas de cantidades a devolver menores de las que corresponden al consumidor. La sensación que tienen estos consumidores es que se les ha tomado el pelo y han perdido el tiempo”.

Muchas negativas y ofertas de cantidades a la baja El director de la firma de abogados, Samuel Najas, constata que “hemos visto decenas de casos en los que el banco ha ofrecido a su cliente unas cantidades sensiblemente inferiores a las que les correspondía. Esto ha provocado desconfianza en los consumidores. Lo que ocurre es que los ciudadanos ya no se fían del banco y consultan si se trata de la cantidad que procede o no. Y en nuestra experiencia, en la mayoría de los casos, las cantidades estimadas y ofrecidas por los bancos están calculadas a la baja, de forma incorrecta”.

El abogado Samuel Najas, especialista en derecho bancario

‘Cuidado con lo que firmas con el banco’ Desde este despacho se alerta de las ‘maniobras’ y ‘triquiñuelas’ de los bancos y aconseja no firmar nada y buscar asesoramiento especializado y de confianza. “Hemos visto casos en los que el banco ofrece 2.500 euros cuando en realidad le correspondían más de 8.000. Lo más recomendable antes de firmar nada con el banco es acudir a su abogado de confianza para determinar cuál es la situación real en la que se encuentra el afectado”, señalan desde Samuel Najas Abogados.

cajamar_Panoramica-3-4-columnas

También los gastos hipotecarios Sin embargo, las clausula suelo no son el único gran problema de las entidades financieras con los consumidores: también están los gastos hipotecarios. Y es que tras una sentencia del Tribunal Supremo, los bancos también se enfrentan a más demandas de sus clientes para recuperar los gastos por la notaría, gestoría, tasación, Registro de la Propiedad y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, generados por el mero hecho de constituirse una hipoteca. “Bajo nuestro punto de vista este problema es, quizás, mucho más grave para los bancos porque afecta a todas y cada una de las hipotecas, independientemente del año en que se firmaran o, incluso, si ya han sido canceladas, es decir, si se terminaron de pagar. A modo de ejemplo, una hipoteca de 150.000 euros tiene de media unos gastos hipotecarios superiores a los 3.000 euros”.

160218-937-648images